Archivo de la etiqueta: Critica de Arte

Reseña a los Críticos de Arte

La crítica de arte tiene como estructura fundamental el conocimiento histórico que posea el crítico así como su sensibilidad para percibir lo que ve. Con unas gotas de estudios gramaticales, como la antesala para crear una  receta y deleitarse con un buen plato, tendríamos que obtener una crítica bien hecha.

El problema comienza cuando esta premisa del buen crítico se ve “aderezada” por las necesidades geopolíticas, económicas o sociales, que tengan a bien sopesar  las personas dedicadas a este noble oficio.

Aquí caemos en la “Critica Desinformativa”, invariablemente, que nos deja como resultado final un escrito insulso, sin fuerza, carácter o lección. Para que exista desinformación es necesaria una intención. Sin intención de desinformar no hay desinformación.¿Para qué? En el contexto artístico, para justificar artistas, y obras, bajo saleros chauvinistas como compadrazgos, afiliación política, modas pasajeras o, peor aún, cumplir órdenes editoriales.

La “Crítica Desinformativa” tiene a la crítica de arte, y sus críticos, al borde de la desaparición y en el último escalafón del Mundo del Arte. Al perder tiempo, o letras, en estas metas a cumplir se olvidan los críticos desinformativos de la memoria histórica tan importante para juzgar cualquier cosa en este mundo nuestro. Esta carencia de método para efectuar una crítica, relega a los artistas que no son amigos del crítico, o del jefe del mismo, a un estadio de desesperanza y aislamiento.  Llenar esta olla de olvidos con una sola cucharada de mezquindad ha sido la receta de este plato, donde los comensales muestran más ansias de chupar la teta del poder rápidamente que darse el tiempo de apreciar la mesa, el mantel o la selección de vinos.

El perder un artista así como instaurar en la gente la idea de perpetuidad de la palabra “elite”, nos cierra la posibilidad de traer actores y espectadores a esta tragicomedia. Esta crónica de una muerte anunciada retrocede, levemente, al llegar a la Galería una horda no invitada por nadie. El precipicio se aleja.

Hoy vivimos una revolución en el mundo del arte, la llegada del Internet y su posterior masificación, comenzando el siglo XXI, abrieron las puertas a otras voces, y manos, que pavimentan el camino al cambio. Escondidos, secuestrados, mutilados, abortados o borrados por la elite antecesora estos parias del sistema lograron sacar la voz y darnos las directrices a seguir.

Directriz que nos presenta un mercado del arte ligado a lavados de dineros o especulación financiera más que propuestas culturales. Directriz que nos abre los ojos, por décadas cerradas, presentándonos la triste realidad: un mercado del arte lleno de personajes mediocres.

Asolapándose en cuartuchos de Ministerios de Cultura, están los funcionarios públicos custodios de las arcas gubernamentales de la que chuparan cobrando comisiones a sus amigos “artistas”.  Artistas carentes de todo talento que no sea el del buen manejo social y del tráfico de influencias. Guarecidos tras sus canales televisivos periodistas, más preocupados de engullir rápidamente canapés (antes que se acaben) en inauguraciones de Exposiciones sin interés, fomentan la desidia, con comentarios más futbolísticos que artísticos, colocando notas a los artistas o hablando de la vestimenta de los mismos. Los críticos en revistas de arte tienen que hablar bien de sus patrocinadores, que son los que pagan la publicidad de sus hojas y los que finalmente les dan de comer.

Todo esto sale a la luz con la llegada de esta horda, engendrada con seres callados desde el paleolítico de la crítica de arte, que aportan dos elementos  fundamentales, uno es el relevo generacional que da tiraje a esta chimenea cultural tan envejecida y estática. El otro es el cambio de rumbo, obligado, que deberán ejercer los diferentes medios de comunicación para no perder espectadores o lectores. Estas son las nuevas armas en esta revolución del modo de ver, hablar o criticar arte. Presentará en escena artistas, de la mano con nuevos críticos, con propuestas que marginaran a los mediocres. Nos llevará a un nuevo elitismo, el elitismo de la creatividad y del talento. El elitismo que nunca debimos perder u olvidar. Todo esto cautelado por el mejor jurado de todos: la gente de cualquier parte.

Claro que la llegada de estos nuevos críticos virtuales nos trae la contradicción, cualquiera hoy puede opinar como cualquiera presenta sus obras al mundo. Cualquiera. Creo, sin embargo, mejor esto que lo anterior. Será el público el jurado encargado de culpar o alabar esta crítica democrática. Con un abanico de ofertas es fácil crear interés en la gente, el interés se traducirá en hablar más de arte y verlo que debería ser, en definitiva, el propósito de cualquier persona que ame el arte.

Immanuel Kant da las pautas a seguir en “Critica del Juicio” con la frase: “el método critico suspende el juicio…”. Pero aquí se tiende a olvidar lo que sigue del análisis: “…con la esperanza de alcanzarlo”. Este olvido, comparable a la ironía socrática: “yo solo sé que nada se…” omitiendo siempre “… pero aun supero a la mayoría que ni siquiera sabe esto”, desvirtúa la premisa inicial. Judith Butler reflexiona en “Qué es la Crítica”: “la crítica excede la suspensión del juicio y  precisamente en esa suspensión del juicio la crítica no retorna al juicio, sino que inaugura una nueva práctica”.

Se crean dos figuras: la anulación y  la reinvención, que  corresponden a la contradicción del bien o del mal bajo parámetros subjetivos, como es el juzgar obras de arte bajo una mirada personal. Contradicción que podría llevar al sumun de la idiotez, o atrevimiento, al tratar de traducir en palabras escritas lo planteado bajo un idioma de formas visuales, por otro autor. En esta simbiosis artista/critico – obra/crítica se puede analizar el nexo entre cada uno y la total dependencia que tiene cada cual del otro. No es posible la aparición y evolución de alguno sin el otro.

Fue necesaria la total destrucción de la crítica de arte, por las manos asesinas de sus críticos institucionales, para llegar a este estadio de renovación de ideas, que abrirá las puertas de los artistas que demuestren talento.

Acá uno de los mayores listados de blogs de arte en castellano: https://arteyartistas.wordpress.com/blogs-de-arte/