Archivo de la etiqueta: Chile

LA PESTE DEL OLVIDO

«Estoy pensando otra vez en Prudencia Aguilar.» No durmieron un minuto, pero al día siguiente se sentían tan descansadas que se olvidaron de la mala noche. Aureliano comentó asombrado a la hora del almuerzo que se sentía muy bien a pesar de que había pasado toda la noche en el laboratorio dorando un prendedor que pensaba regalarle a Úrsula el día de su cumpleaños. No se alarmaran hasta el tercer día, cuando a la hora de acostarse se sintieron sin sueño, y cayeran en la cuenta de que llevaban más de cincuenta horas sin dormir. -Los niños también están despiertos -dijo la india con su convicción fatalista-. Una vez que entra en la casa, nadie escapa a la peste.

Habían contraído, en efecto, la enfermedad del insomnio. Úrsula, que había aprendido de su madre el valor medicinal de las plantas, preparó e hizo beber a todos un brebaje de acónito, pero no consiguieran dormir, sino que estuvieron todo el día soñando despiertos. En ese estada de alucinada lucidez no sólo veían las imágenes de sus propios sueños, sino que los unos veían las imágenes soñadas por los otros. Era como si la casa se hubiera llenado de visitantes.

Gabriel García Márquez / Cien años de soledad.

Los personajes de Gabo se sitúan en un pueblo conocido por todos, Macondo. Si bien se tiende a pensar que es ficticio, para mi es más real que cualquier otra ciudad. He pensado en ella, estos últimos meses, a raíz de los tan comentados casos: Caval, Penta y Soquimich que tienen a Chile y sus habitantes al borde de despertarse abruptamente.

democracia2

Sociólogos, Periodistas, Opinólogos y Analistas políticos nos regalan sus diferentes visiones siempre tratando de centrar estos casos de tráfico de influencias, sobornos y evasión tributaria individualmente. Sin duda, buscando el culpable final en la figura política que este en la vereda opuesta a sus posiciones personales.

Por tanto, desde la vereda izquierda culparán entre otros, no hay que olvidar que el listado sobrepasa los 100 políticos, a Bombal, Cardemil, de Mussy, Golborne, Hermann, Longueira, Moreira, Novoa, Piñera, Von Baer y Zalaquett. Desde la derecha de la vereda se  ocuparan de Castro, Dávalos, León, Peñailillo, Pizarro, Rivera, Rossi y Rozas.

A medio camino de estas dos veredas situaremos a Velasco. La verdad no tengo idea que tendencia política sigue.

Y al final del camino encontraremos a nuestra presidenta Bachelet, que siempre termina siendo la culpable de todo.

Como en Mirada Indiscreta vemos siempre las cosas de otra forma no culparemos a nadie en particular, para eso están los paladines del libre pensamiento chileno liderados por José Arcadio Buendía, o quizás se llama de otra manera? Tengo la enfermedad, disculpen.

Para mí los chilenos y chilenas tenemos la peste, sufrimos la enfermedad del insomnio que nos deja en ese estadio de alucinada lucidez donde todo puede ser creado u olvidado.

Durante algunos meses del año nos encontramos todos juntos rasgándonos las vestiduras por crímenes, estafas, injusticias y/o robos cometidos durante el insomnio; exigiendo castigos del infierno a los PRESUNTOS culpables (en el imaginario colectivo siempre culpable). Cual horda tras el buen Frankenstein (recordar el libro de Mary Shelley) los chilenitos de hoy lanzan la primera piedra con fuerza y a distancia.

Algunas hechos ocurridos en Macondo, Chile, durante la etapa transcurrida en que vivimos La peste, La enfermedad del insomnio, El olvido:

Bajo el Gobierno de Augusto Pinochet Ugarte (1973-1990):

Una Constitución Política de la República hecha a la mitad de este periodo (1980) y que hasta el día de hoy se mantiene, es el mejor reflejo del insomnio nacional. Hablar de otros pequeños detalles, ocurridos dentro de estos 17 años, como corrupción, crímenes, detenidos desaparecidos, narcotráfico, nepotismo, privatizaciones (seis mil millones de dólares perdió el Estado producto de esto), robo al fisco, tortura, tráfico de influencias, traición a la patria y un largo etcétera de injusticias de todo tipo, es innecesario y demasiado quijotesco.

Bajo el Gobierno de Patricio Aylwin Azocar (1990-1994):

Con su frase “Que se haga Justicia en la medida de lo posible” se enmarca, de una forma natural, dentro del realismo mágico tan despreciado por los chilenos. Despreciado porque se cree que las repúblicas bananeras, sinónimos de corrupción, comienzan desde nuestra frontera Norte; sin entender que CHILE es el principio y fin de las Banana Republic.

Sin duda se hizo justicia dentro de este periodo, en la medida de lo posible por supuesto.

Bajo el Gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle (1994-2000):

Se terminó con las investigaciones a la familia Pinochet por el caso “Pinocheques” invocando “razones de Estado”.

Se privatizaron TODAS las empresas sanitarias públicas traspasándolas a capitales españoles.

Caso CHISPAS: también llamado «el negocio del siglo», fue un escándalo bursátil y político ocurrido en 1997. Se originó por la compra de acciones de la empresa Endesa España a la compañía chilena Enersis, cuestionando las privatizaciones de empresas públicas a fines de la «era Pinochet». Posteriormente, en 2004, la justicia condenó a los implicados con el pago de USD $75 millones en multas, siendo sus ganancias totales de más de 400 millones

Caso Dávila: alguien se acuerda de los 217 millones de dólares perdidos por Codelco? Juan Pablo seguro que sí.

Casas Copeva: hasta el día de hoy están las famosas casas y sus moradores guareciéndolas con nylon cuando llueve. Menos mal cae poca agua en la Comuna de Puente Alto, donde la familia Pérez Yoma tuvo a bien construir este ejemplo de subsidios habitacionales hechos por y para macondianos.

Tragedia en el Estero Minte: en el camino que une Puerto Varas con Ensenada (de moda hoy por el Volcán Calbuco) mueren 27 personas. La explicación hecha por autoridades de la época: “paso mucha agua bajo el puente” por eso se socavó la carretera.

Indulto presidencial otorgado a Ángel Vargas: considerado uno de los traficantes de droga más importantes del país.

Contrabando de falsos pertrechos de guerra: Se descubrieron contenedores de importaciones que supuestamente se trataban de pertrechos de guerra, pero que sin embargo, contenían artículos personales dirigidos a oficiales, incluyendo su General en jefe, tales como muebles de ratán, licores, artículos deportivos y botes a motor último modelo, entre otros artículos de lujo.

CONADI: Compra irregular de terrenos y derechos de agua en la Región de la Araucanía.

Instituto Nacional de la Juventud: Irregularidades en el manejo de los recursos del organismo para cuotas políticas, que terminaron con pérdidas por cerca de $600 millones.

Bajo el Gobierno de Ricardo Lagos Escobar (2000-2006):

Caso MOP-GATE: El MOP (Ministerio de obras Públicas) pagó sobresueldos a 129 funcionarios por trabajos que jamás se habían llevado a cabo al mismo tiempo que GATE (Empresa de Gestión Administrativa y Territorial) recibía pagos injustificados por autopistas concesionadas y sus proyecciones desde 1997.

Caso Riggs: General Pinochet y sus cuentas secretas en Estados Unidos con 27 millones de dólares; abiertas después de que el juez español Baltasar Garzón ordenara la congelación internacional de sus fondos.

Caso Inverlink: Fraude al Banco Central de Chile y a la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo). Culpables dónde están? Veraneando en Europa.

Acciones LAN: Sebastián Piñera miembro del directorio e importante accionista de la empresa LAN airlines, compró acciones a precios más bajos de lo normal, y en momentos extrañamente muy convenientes, lo que la Superintendencia de Valores y Seguros de Chile (SVS) reveló como un uso indebido de información privilegiada, no accesible a los demás compradores. Esta compra hizo que Piñera apareciera en el informe internacional de corrupción efectuado por Transparencia Internacional.

CONAF: A través de un reportaje de televisión sobre actividades de tala ilegal e indiscriminada de alerce al interior de Chiloé continental y en áreas protegidas, se descubrieron vínculos entre altos funcionarios regionales de la CONAF y algunos leñadores, llegando a ser detenido su director, Carlos Weber.

Bajo el Gobierno de Michelle Bachelet Jeria (2006-2010)

Caso Publicam: Guido Girardi en su rendición de gastos electorales, en la cual se le acusó de presentar boletas y facturas falsas de empresas ficticias para desviar fondos públicos.

Movilización Pingüina: El principal efecto de las movilizaciones fue llevar al debate público la necesidad de una reforma urgente de la educación chilena. Nueve años después todavía estamos trabajando en esto. Algo huele mal en Dinamarca.

Ministerio de Educación / CONINSA: Al entregarse los resultados del proceso de admisión en enero de 2006 para los créditos universitarios con aval del Estado para estudiantes de Chile, aparecieron una serie de denuncias sobre asignaciones a postulantes que estaban en condiciones económicas muy superiores a otros que no quedaron en la selección.

Chiledeportes: La Contraloría General de la República detectó una serie de irregularidades en el manejo de los recursos del Fondo Nacional del Deporte al auditar 77 proyectos beneficiados en forma directa con recursos por $417.114.788 entregados los últimos 3 meses de 2005.

Anomalías en aportes a ONG: se detalló que entre enero de 2009 y el 11 de marzo del 2010 existieron cerca de $ 2.739 millones de subvenciones dadas a ONG cuya rendición se encontraban pendientes. El procedimiento fijado por Presidencia establece un plazo que varía entre 30 a 180 días (según el tipo de gasto) para hacer la rendición. En caso contrario, la organización debe devolver el dinero.

Ferrocarriles del Estado: Las irregularidades detectadas por la Contraloría General de la República son inmensas. Se pierden desde boletas a terrenos de miles de hectáreas, se compran trenes en mal estado, se extravían durmientes. Las boletas y facturas pérdidas son miles.

Actuación en el tsunami de 2010 y reacción posterior al terremoto: Se criticó la lenta respuesta del gobierno de Bachelet al terremoto y posterior tsunami que devastó la zona centro-sur del país.

Bajo el Gobierno de Sebastián Piñera Echenique (2010-2014):

Cartera ministerial: Asumieron a la cartera ministerial diversos empresarios, a algunos de los cuales se consideró que podrían tener conflictos de intereses con sus respectivas funciones públicas.

CNA-Chile y universidades privadas: Se cuestionó la conformación de la Comisión Nacional de Acreditación y sus posibles conflictos de interés en la acreditación de instituciones.

Irregularidades de Alcoholemia a Miguel Piñera: La justicia investigó la presunta responsabilidad del Ministro de Salud, Jaime Mañalich, en las irregularidades cometidas en la toma de la alcoholemia a Miguel Piñera, hermano del presidente, tras el accidente de tránsito que protagonizó en octubre de 2009.

Proyecto de Minera Isla Riesco: Se denunciaron «presiones indebidas» y «serios conflictos de intereses» por parte de autoridades del Gobierno frente al Proyecto Minero de carbón.

Perdonazo a Johnson´s: Servicio de Impuestos Internos aplicó un “perdonazo” de multas e intereses que benefició a la empresa del retail, que debía pagar 119 millones de dólares y terminó cancelando solo ocho millones.

Minvu-Gate: En este caso, el Ministerio de Vivienda estuvo a punto de pagar 17 mil millones de pesos a la constructora Kodama. El oneroso dispendio habría tenido como objetivo evitar una demanda de parte de esa empresa, por problemas en la construcción de un corredor del Transantiago.

Denuncias contra Cencosud: Las que también son en contra de la conducta de la Dirección de Aduanas, tras el escándalo por la internación de mercadería por parte de esta empresa caratulada como “ayuda humanitaria” para las víctimas del terremoto de 2010, pero que se vendieron a la Onemi sin pagar impuestos.

Bajo el Gobierno de Michelle Bachelet Jeria (2014-2018):

Casos Caval, Penta y Soquimich: Esto sí que lo recordamos, de esto si hablamos.

La razón? Porque fue “ayer”. Qué paso con todo lo anterior comentado? NADA significativo o relevante, continuamos en el INSOMNIO.

Sigamos en la idiotez colectiva para mañana preocuparnos de cosas más importantes como puede ser la clasificación de la selección chilena de futbol al mundial de Rusia 2018. Eso sí que dará cobertura mediática y nos unirá como país en torno a nuestra “Roja”. Viva Macondo!

En un Estado de Derecho, como lo es Chile, sólo puede concebirse como delito a aquel que está especificado explícitamente en las leyes, no tomándose en cuenta ninguna consideración relacionada con la ÉTICA (por el principio nullum crimen, nulla poena sine praevia lege / ningún delito, ninguna pena sin ley previa).

Pocos días después descubrió que tenía dificultades para recordar casi todas las cosas del laboratorio. Entonces las marcó con el nombre respectivo, de modo que le bastaba con leer la inscripción para identificarlas. Cuando su padre le comunicó su alarma por haber olvidado hasta los hechos más impresionantes de su niñez, Aureliano le explicó su método, y José Arcadio Buendía lo puso en práctica en toda la casa y más tarde la impuso en todo el pueblo. Con un hisopo entintado marcó cada cosa con su nombre: mesa, silla, reloj, puerta, pared, cama, cacerola. Fue al corral y marcó los animales y las plantas: vaca, chivo, puerca, gallina, yuca, malanga, guineo. Poco a poco, estudiando las infinitas posibilidades del olvido, se dio cuenta de que podía llegar un día en que se reconocieran las cosas por sus inscripciones, pero no se recordara su utilidad. Entonces fue más explícito. El letrero que colgó en la cerviz de la vaca era una muestra ejemplar de la forma en que los habitantes de Macondo estaban dispuestos a luchar contra el olvido: Esta es la vaca, hay que ordeñarla todas las mañanas para que produzca leche y a la leche hay que hervirla para mezclarla con el café y hacer café con leche.

Así continuaron viviendo en una realidad escurridiza, momentáneamente capturada por las palabras, pero que había de fugarse sin remedio cuando olvidaran los valores de la letra escrita. 

Links usados: acotando que no aparecen informaciones del Diario El Mercurio dado que no logré encontrar ninguna relevante.

http://www.biobiochile.cl/2015/04/02/al-menos-3-actuales-ministros-y-50-parlamentarios-recibieron-financiamiento-de-sqm.shtml

http://radio.uchile.cl/2015/04/06/nueva-mayoria-exige-celeridad-a-fiscalia-en-investigacion-de-caso-sqm

http://www.latercera.com/noticia/politica/2015/04/674-623998-9-arista-sqm-esposa-de-ex-colaborador-de-julio-ponce-lidera-pagos-en-nomina.shtml

http://ciperchile.cl/2015/04/02/74-personas-que-el-sii-investiga-por-pagos-politicos-de-sqm-tienen-nexos-con-la-udi-y-rn/

http://ciperchile.cl/2015/03/18/ponce-lerou-y-el-gobierno-mueven-todas-sus-piezas-para-frenar-investigacion-a-sqm/

http://www.diarioreddigital.cl/politica/5430-sqm_37_nombres.html

http://www.facso.uchile.cl/publicaciones/sociologia/articulos/21/2112-OrellanaVargas.pdf

http://eldesconcierto.cl/corrupcion-en-chile-la-izquierda-tenia-razon/

http://es.wikipedia.org/wiki/Corrupci%C3%B3n_en_Chile

http://www.elmostrador.cl/opinion/2015/04/22/la-comision-engel-y-el-acto-mas-corrupto/

http://www.latercera.com/contenido/674_271577_9.shtml

http://www.nytimes.com/2015/04/10/world/americas/chile-joins-other-latin-american-nations-shaken-by-scandal.html?smid=nytcore-ipad-share&smprod=nytcore-ipad&_r=0

http://www.biobiochile.cl/2010/05/02/investigan-responsabilidad-de-ministro-manalich-en-irregularidades-de-alcoholemia-a-miguel-pinera.shtml

http://www.cambio21.cl/cambio21/site/artic/20110415/pags/20110415163131.html

Anuncios

Diálogo de exiliados, 1975

“Diálogo de exiliados”  (Dialogue d’exilés), 1975, es el ejemplo del trato que da este país a sus artistas. País que apenas conoce al director de cine y menos ha dado la posibilidad de exhibir su obra.

“Palomita blanca”, 1973, es quizás la única película  que podría escapar a este breve análisis.

Para mí, Diálogo de exiliados, es un buen ejemplo porque “solo” demoró tres décadas en ser exhibida en suelo chileno, suelo que es conocido internacionalmente por “proteger” los pies que lo pisan.

Buen ejemplo porque fue censurada por el stablishment chilenito tanto en su vertiente derechista (durante el periodo de nuestro propio generalísimo) como izquierdista (durante el periodo del arcoíris), una genialidad surrealista. A nadie le gusto. Ayer por supuesto, hoy todos aman la película, al director y sus otras obras, por supuesto.

No soy hombre de contar las películas prefiero invitar a verlas, que debería ser la premisa de cualquier persona que le guste el Cine. Pero es necesario presentar un par de ideas de la misma, una pincelada.

Los chilenitos presentados en esa Francia  de 1974 son el fiel reflejo de los chilenos de hoy. Chilenos que no son capaces de ponerse de acuerdo en nada. Chilenos arribistas que esconden sus orígenes en el exterior. Esos mismos que llegan y continúan hablando como Amaro (el lector de noticias de TVN) sin perder el acento extranjero que puede ser alemán, español, francés, inglés, etc., dos décadas después de seguir viviendo en Chile. Los mismos que para cambiar una ampolleta necesitan hacer una asamblea para ver el mejor modo de llevarlo a cabo. Los mismos que  añorarán su cazuela de ave en Moscú o los dulces de Curacaví en París.

Esos mismos compatriotas  tan listos que roban en Suecia tanto que pasaron a ser parte del folclor sueco, no olvidemos los avisitos en los supermercados que informan que los dejen robar porque es parte de su “cultura”. La viveza del chilenito.

Esos chilenitos, todos nosotros, con ancestros anglosajones o hispánicos que nos desmarcan del vecino porque tenemos un abuelo con título nobiliario como marqués, conde o los Von alemanes que permiten llevar un apellido con más orgullo. O su variante pequeño burguesa, con un abuelo no nacido por aquí, que permite usar  pasaporte de la comunidad europea. Todos medios válidos para ser un chileno de “paso”.

Todo estos chilenitos nos presenta Raúl, o Raoul en francés, Ruiz en su película. Película denostada en su tiempo por ser demasiado “superficial” para algunos o demasiado “comunista” para otros.  Cosas de la crítica.

En definitiva Ruiz nos presenta unos  chilenitos más preocupados de obtener fama y dinero que velar por sus compatriotas.

Como post scriptum es bueno recalcar la llegada del cuerpo del cineasta a su terruño, terruño que lo acoge en días con gobierno de derecha y lleno de huelgas e incertidumbre algo parecido al mismo Chile que lo pateó en 1973.

Viva Chile o Chili.

Links de interés:

Ficha técnica: http://www.imdb.com/title/tt0071427/

Artículo: http://www.margencero.com/articulos/articulos2/raul_ruiz.htm

Biografía: http://es.wikipedia.org/wiki/Ra%C3%BAl_Ruiz

Debate presidencial y voto ciudadano

Estados Unidos es el referente a la hora de hablar de… montajes televisivos, por supuesto. Un debate puede ser una confrontación de ideas como puede llegar a ser un combate; siempre se juega con la idea de este último significado a la hora de analizar la contienda bajo los ojos de los diferentes comandos de los candidatos al poder. Siempre darán ganador de la batalla al abanderado seguido; lo malo es que olvidan, estos edecanes, que el hecho de ganar una batalla no es sinónimo de ganar la guerra.

Esta percepción popular de ganador televisivo como el que obtiene más votos en las urnas, parte con  el debate de Kennedy con Nixon en 1960. Debate que dio como ganador en televisión a Kennedy y por radio a Nixon. Otro análisis de esto podría ser la contienda entre la televisión y la radio, no olvidemos que hablamos de algo realizado hace medio siglo atrás. La primera obtiene la veracidad a la hora de sondear resultados como encuestador de las ideas populares, mientras la radio queda desplazada a un estrato segundón. Hoy podríamos decir de tercera si sumamos el internet en la lucha, Twitter y Obama son antológicos.

Claro que esta reflexión mediática queda borrada de cualquier disco duro si recordamos el triunfo de Walter Mondale sobre Ronald Reagan en 1984, con Barbara Walters de moderadora, en el primer debate de esa campaña que llevaría al actor nuevamente a la presidencia.

Estos debates televisivos de candidatos a presidente para qué sirven en definitiva; sabemos que la mayoría de los televidentes verán el combate sólo para comentar lo bien que se manejó su político y lo mal que contestó o lo apaleado que quedó su adversario. Podemos resumir que el televidente ya tiene su voto destinado antes de ver la contienda y no lo va a cambiar por algún error cometido. Es igual al hincha del equipo de futbol que por ver su equipo ser goleado no va a cambiar su camiseta, todo lo contrario el próximo domingo apoyará con más fervor su equipo de toda la vida.

En este punto entran en escena, o al cuadrilátero, los electores llamados indecisos. El candidato espera ingenuamente sumar este voto en tierra de nadie, olvidando que ese potencial elector jamás perderá su tiempo viendo política en televisión, preferirá cambiar de canal o tomarse un trago en el bar, más que perder su tiempo viendo algo que no le interesa.

Estos debates solo sirven para activar los medios televisivos, acarrear gente a sus tribunas para marcar rating elevados y poder vender los espacios a sus anunciantes bajo la premisa de todo el país lo verá. Beneficioso para los medios, sin duda, pero los candidatos qué ganan. Ganaran el día después, donde se sumarán los medios escritos, con sus revistas y periódicos, a los noticieros televisivos y programas de entrevistas que hablaran y hablaran de la inmortalidad del cangrejo. Los diferentes comandos y equipos de campaña nos plantearan mecanismos científicamente probados de encuestas Gallup, Zogby, etc., que nos brindaran “su” idea de cómo ganó la persona querida por “todos”.

Difícilmente un elector, medianamente interesado, podrá aprender algo del plan de gobierno o la idea de gobierno del político en cuestión, absorbiendo estos verdaderos twitteos de no más de dos minutos que le dan para responder al rival.

Hablando de twitteos quiero terminar con estas palabras dichas por Richard Nixon en el debate con John Kennedy, con el cual empecé este post, palabras repetidas por innumerables candidatos posteriormente, candidatos de todas las facciones políticas: “Nuestro desacuerdo no está en cuáles son los objetivos para América, sino sobre los medios para alcanzar dichos objetivos”.

Perú, Chile y sus espías

La percepción o el conocimiento que tenemos nosotros, simples ciudadanos, del mundo del espionaje siempre ha sido una idea hollywoodense que se relaciona entre balas, bellas mujeres, hoteles de cinco estrellas, gadgets tecnológicos y los hombres del poder. Lo que es lo mismo, la relación entre James Bond, M, y algún  presidente ruso.

Es infantil presentar una película donde el héroe/malvado sea un personaje engendrado entre los suboficiales del ejército peruano. Este hombre supuestamente reclutado por la república de Chile para infiltrarse en estas esferas de conocimientos logísticos militares, es el llamado a “espiar” al Perú y su plan de defensa de aquí a diez años.

Cualquiera que conozca el escalafón de mando militar y cómo funcionan sus funcionarios, sabrá que un suboficial de ejército sudamericano es un hombre sacrificado; es un hombre dispuesto a dar lo mejor de sí para beneficio de sus superiores, desde cualquier cadete recién egresado para arriba, y su patria. Es un buen hombre, funcionario, militar y patriota: un gregario. Pero nada más. Jamás sus superiores lo invitarán a tomarse unos tragos en el club de oficiales, menos aún podrá posar sus manos en el volante de un avión e incluso le anularán sus ganas de agarrarle el culito a esa de hija de coronel tan rica. La vida de este suboficial de la aviación peruana es una vida dedicada a servir hombres, de una manera servil, en nombre de la patria. Una vida triste la de este aviador que sólo ve los aviones desde el suelo.

Qué más le podemos exigir a un suboficial sudamericano, moldeado no en Westpoint, o alguna otra academia militar, este hombrecito ha sido moldeado limpiando  letrinas, sirviendo el almuerzo a cadetes, barriendo barracas o lustrando botas. Esta clase de militar es el “espía” reclutado por Chile para conocer lo que no conoce, quizás la marca de detergente usado para limpiar uniformes o la cantidad de cera utilizada para brillar los casinos de oficiales peruanos. No veo un suboficial entrando a mayores grados de conocimiento logístico, técnico, o geopolítico.

Lo que puedo ver es un patriota, un buen peruano. Un hombre que sin pensar en su descredito personal, o familiar, sobrepone sus intereses por el bien común. Cuál es Inmolarse, cual jihadista, sacrificándose por cumplir órdenes de sus superiores.

Alberto Fujimori, ex presidente peruano entre los años 1990 y 2000, es un ejemplo del gusto de los peruanos por el Japón y un reflejo de la tremenda inmigración al enclave sudamericano del país asiático. Japón es el referente del Kamikaze, ese piloto que estrellaba su avión contra portaviones estadunidenses, con el afán de prolongar algo mas una guerra perdida, es el referente del hombre que da todo por su patria/emperador/presidente/general.

Lamentablemente el caso de este suboficial, no doy su triste nombre para no cooperar en esta guerra desinformativa estúpida e infantil, cual Lee Harvey Oswald, es un hombre que no verá limpiado su nombre en años por venir. Su limpieza pasaría por enlodar figuras emblemáticas peruanas. Es un hombre que tampoco vivirá mucho tiempo más, morirá asesinado por otro patriota peruano, morirá en algún accidente aéreo (mientras lo cambian de cárcel), morirá de algún infarto al corazón o lo encontrarán colgado con su cinturón en una celda fétida. Así se terminan las cosas mal hechas desde la raíz, con la extracción de la maleza con métodos conocidos por todos, torpes, cobardes y mortales.

Como elemento final, en esta siempre mirada indiscreta, es necesario pedirles a los peruanos que analicen lo planteado en sus propias informaciones desinformativas. Digamos que Chile espió, concedamos que este suboficial “vendió” su patria. ¿Qué grado de responsabilidad tiene el alto mando peruano al compartir información clasificada hasta con sus suboficiales? ¿Es lógica, creíble o medianamente real, tanta estupidez en el manejo de una política de defensa? De ser afirmativa la respuesta hay que ver el grado de capacitación del alto mando peruano o su grado de corrupción.

Justicia caliente en Chile

 

 

“Formamos parte del espacio cultural donde vivimos, tenemos un modo de ver y pensar no declamatorio, y nuestros diseños tienen reflexiones urbanas pues son excusas para proyectos de escala ciudadana. Además, hemos tenido poca oportunidad de equivocarnos” (Periódico La Nación, Miércoles 30 de Abril de 2003).

 

 

 

El arquitecto argentino Marcelo Vila, pronunció esta frase desafortunada y displicente con ocasión de la adjudicación del proyecto de diseño del edificio del Centro de Justicia de Santiago de Chile. Cinco años después al término de la obra, se la tendría que comer junto a los chilenos: Estudio Cristián Boza y Asociados, y Álvarez-Grosso-Miranda (en calidad de estudio asociado). Vila, junto a los arquitectos Adrián Sebastián, Daniel Miranda y Sergio Grosso (que vieron con nitidez la voluntad de aplicar los criterios mencionados), fueron los que finalmente se adjudicaron la licitación para construir el Megaproyecto en conjunto, ese año.

 

El resultado del trabajo de esta enorme Co-producción chileno-argentina, patrocinado por el Ministerio de Obras Públicas de Chile (MOP), es un reflejo del grado de mediocridad que hemos alcanzado como sociedad.

 

La ausencia de arquitectura en la ciudad de Santiago, ha hecho que todos los proyectos patrocinados a partir del gobierno de Ricardo Lagos sean un fiasco. Las viviendas sociales llamadas “Copeva” (ex Pérez Yoma) son verdaderos Guetos invivibles que terminaron desarmándose solos. Las cárceles, proyectadas, nunca se construyeron y las que lograron ponerse de pié no funcionan. La construcción de escuelas es otro escándalo, por no nombrar las estaciones del metro, francamente inadecuadas y con soluciones como la estación de Quinta Normal que fue construida seis cuadras más abajo de las necesidades reales de la gente. La “arquitectura” del aeropuerto es una vergüenza, hubo que quitarle el segundo piso para que los pasajeros no se ahogaran por lo bajo del techo, etc. Todos estos ejemplos nos demuestran  la escasa visión en construcciones útiles para el Estado de Chile, miopía con un grado de beneficio personal más que una visión país.

 

En un remedo de arquitectura los edificios se han cubierto de vidrios y espejos,  como dice Borja Huidobro: “La falta de arquitectura se oculta tras los espejos”.

 

Son copias baratas de los diseños de Mies Van der Rohe, hechos hace más de medio siglo atrás. Nadie pensó, al copiar, que el lugar era totalmente inadecuado e inseguro para instalar un centro de justicia donde deben comparecer reos para ser juzgados; nadie pensó en la seguridad de jueces y testigos que tienen que usar los mismos accesos que utilizan los reos y sus familiares; nadie pensó en los estacionamientos que no darán abasto cuando el edificio trabaje al 100%. Nadie pensó en las cosas que hay que pensar cuando se construyen centros de justicia.

 

 

Al parecer pensaron en un “Mall” donde la justicia era exhibida en vitrinas.  Nadie pensó en las personas que deben trabajar frente a los vidrios  con 30 grados centígrados en el exterior del edificio que se convierten, en el interior del museo de vidrio, en 45 grados. Esta apariencia de arquitectura resulta sumamente cara porque requiere de una enorme inversión y gasto mensual en refrigeración en verano y calefacción en invierno, costo que no aparece en las licitaciones, y que luego nadie está dispuesto a pagar. Pero como se trata de un error, no de ignorancia o soborno, no hay culpables. Nadie es responsable, además se ha encontrado una solución rápida y económica: se abandona el lado del edificio donde entra el sol en verano, agrupando la gente al lado de la sombra, y en el invierno se utiliza la parte soleada. Algo incómodo para algunos, !pero qué diablos! Increíble.

  

El diario El Mercurio en su artículo: Edificios vacíos hace meses: ¿Hay un “elefante blanco en el poder judicial?, 6 de abril de 2008, culpa de este desastre a los funcionarios del MOP, al gobierno de Bachelet y a la empresa de climatización Cintec S.A. Aquí el engranaje desinformativo actúa de forma maravillosa, como lo saben hacer los neo-periodistas obreros del sistema.

 

¿Qué culpa pueden tener los funcionarios del MOP? Vestidos con sus pantaloncitos Docker´s color beige, camisita celeste Polo y empinados sobre sus zapaticos Nautica; son provincianos apabullados solo al entrar en las oficinas de los arquitectos, esa de comodoro Rivadavia 1717 en Buenos Aires. Sin voz y con oídos sumisos deben haber escuchado la larga presentación del proyecto que daría un prestigio enorme al gobierno de Chile, su ministerio y al funcionario MOP de turno. ¿Que podían decir frente a un proyecto que ya estaba cocinado? Nada, más que dar el visto bueno.

 

Pero se supone que los que hacen los estudios técnicos, son los que “saben” fiscalizar los proyectos para dar la seguridad, que pide el gobierno y todos los chilenos, que los dineros fiscales serán debidamente invertidos. Nada de esto ha sucedido con el MOP, donde sus ingenieros y arquitectos no parecen haber trabajado en una labor técnica fiscalizadora.  Nada de esto toca el artículo de El Mercurio, de hecho no menciona para nada los nombres de los señores antes mencionados. La razón, son dos las mas evidentes. La primera: el periódico no pierde tiempo en culpar a un ministerio que se encarga el mismo de su propio desprestigio. Cada obra que proyecta es un escándalo económico, de ingeniería, de construcción y ahora de arquitectura. 

La segunda y más importante: las empresas constructoras son las que pagan por avisos doble página en el diario o hacen los suplementos de construcción. Ahí están los verdaderos “Elefantes Blancos”, intocables y escondidos tras sus oficinas bien acondicionadas, bien proyectadas, bien pensadas. ¿Para qué? Para vender una ilusión de profesionalismo, espejismo que queda al descubierto cada vez que sale el Sol.