Bush Ad Portas del Impeachment

“Fuck it, we´re going in”.

 

Estas protocolares palabras, fueron las utilizadas por el siempre diplomático, culto y refinado presidente estadounidense George W. Bush, para dar la orden de ir contra Irak, aún sabiendo la inexistencia de armamento nuclear, o químico, en la Nación Islámica.

 

Estos “detallitos” que a todos nos gusta conocer, los reveló el premio pulitzer Ron Suskind en su libro: “The way of the World” puesto a la venta el 4 de agosto. Libro que es un muy buen documentado y detallado informe de cómo Bush y sus amigos reaccionaron después de los ataques terroristas del 11 de septiembre.

 

En él vemos como el aparataje desinformativo de la Casa Blanca funcionó a la perfección, vendiendo la idea de un Saddam arriba de una ojiva nuclear, toreando al mundo libre. La Casa Blanca desmiente el libro y califica al galardonado periodista de “reportero de porquerías”. Tratando de tapar el sol con un dedo, algo infantil pero que a veces da resultado, la administración Bush hace lo que siempre hace, desprestigiar o satanizar a sus adversarios para enlodar su imagen ante la opinión pública. Una de las premisas de la “desinformación” es, en definitiva, disparar al cielo toda la mierda que se pueda, que algo terminará ensuciándose y cayendo.

 

Pero aquí debemos reflexionar y no dejarnos llevar donde quieren los poderes que vayamos. En vez de enfrascarse en discusiones bizantinas hay que preguntarse lo único válido de ser argumentado: ¿dónde están las famosas armas? Después de cuatro años de búsqueda, alguien puede creer que alguna vez existieron? Por muy buenos informes que sigan apareciendo demostrando lo uno o lo otro, la verdad siempre estuvo ahí para el que quisiera ver.

 

En este punto creo necesario que Bush alguna vez actué como hombre y asuma la responsabilidad que su mal manejo de la Nación estadounidense ha causado. De no asumirlo debería el Congreso estadounidense exigir un “Impeachment”.

 

“Impeachment” es el derecho que tiene el Congreso de Estados Unidos, prescrito en su Constitución,  de acusar, o impugnar, para separar de su cargo al presidente, vicepresidente o cualquier oficial civil que incurra en faltas.

 

En este punto es bueno recordar que al bueno de Bill Clinton lo sometieron a un “Impeachment” por mentir también, pero a diferencia de Bush su mentira fue más “blanca”. Una cosa es mentir sobre semen puesto en la boca de una secretaria y otra, muy diferente, es mentir jugando con el rojo de la sangre de todos los muertos el 11 de septiembre, llevando a un país a destrozar a otro, con miles de vidas perdidas en el afán de sólo proteger intereses personales.

 

Fuck it!

 

 http://www.ronsuskind.com/thewayoftheworld/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s