Irak: sus verdaderos costos en vidas y dólares

bush_binoculars.jpg

¿Para qué existe la Organización de Naciones Unidas, ONU? O en torno a quien esta cerrando filas? Presentar cifras a los cuatro vientos, que nos muestran un total de 34 mil civiles muertos en Irak, por año, es una falta de respeto para cualquier persona capaz de mirar a través de unos prismáticos. Cualquiera menos el señor Bush, que no saca la tapa protectora a los lentes para no ver la realidad.

Según “ORB”, Opinión Research Businnes, un acreditado  Instituto de Investigación británico, la cifra en lo que va de ocupación hasta enero de este año, es de un Millón de muertos civiles. Esto se traduce en un promedio de 200 mil muertos por año, es decir 6 veces más que las cifras oficiales de la ONU. Estos números avalan otro estudio, serio y fidedigno, de la prestigiosa Universidad Johns Hopkins de Baltimore publicados por la famosa revista medica británica The Lancet, que hace un año atrás contaba en 700 mil los muertos civiles vinculados directamente con la Ocupación Estadounidense en Irak. El aparataje de la Casa Blanca estadounidense rápidamente se movió para descalificar los estudios tratando de quitarles peso científico. “No lo considero un informe creíble” fueron las palabras del presidente George W. Bush. ¿Qué otra cosa puede decir el hombre? Porque al hablar de un millón de muertos estamos hablando de Genocidio. Es decir, la eliminación física de aquellos que no piensan como usted señor Bush.

Pero hay algo que no se puede alterar, en los dos estudios la tasa de mortalidad pre invasión es la misma y las líneas ascendentes en la tasa post invasión son idénticas. Con esto el estudio de ORB avaló al de Johns Hopkins.

Preocupante es la actitud de la ONU con estos números desinformadores y ridículos, tratándole de bajar el perfil al conflicto uno puede cuestionar la razón que lleva a una Organización de “todos” a justificar, esconder, minimizar, desinformar o avalar las cifras de muertes reales. La OMS, Organización Mundial de la Salud, junto con el Ministerio de Salud iraquí daban el año pasado cifras un poco superiores a la ONU, 45 mil muertos por año. Bien lejos, a su vez, de las cifras reales.

Uno puede entender que se cometan “errores” en leer estadísticas y números,  bajándo el número de muertos para desviar el foco de atención a lo realmente inquietante de la operación “Paz para Irak”: En cinco años de ocupación no se encontraron nunca armas químicas, que fue lo que iban a buscar en un primer momento. La paz jamás llegó, cinco años de guerra civil lo demuestran. Tres soldados estadounidenses vuelven a su patria, cada día del año, dentro de una bolsa de plástico, van cinco mil desde el inicio. Quinientos civiles iraquíes  ajenos al espíritu demócrata y de la fe judeocristiana mueren cada día de ocupación, esto se traduce en el 3% de la población muerta, debido al significado demencial de la “Paz” en estos cinco años de Horror.

Como dato, para estudios posteriores, en 35 años de dictadura de Sadam los muertos no llegaron al millón, no se entienda esto como una justificación a las atrocidades del régimen de Sadam, es solo una lectura para colocar las cosas en su justa perspectiva. No se puede llevar la Paz a un país y matarle el 3% de la población en cinco años. Lo peor es que no se ve ni un atisbo de parar las muertes o lograr un entendimiento entre las diferentes etnias que conforman Irak. Cuan cierto es aquello de que se sabe cuando comienza una guerra pero nadie sabe cuando acaba.

Estos cinco años de ocupación le han costado a los estadounidenses tres Billones de dólares. Hillary Clinton comparó esta cifra con los dólares necesarios para asegurar la salud de 47 millones de estadounidenses desamparados, además de proveer guarderías infantiles para cada niño, además resolver la crisis habitacional (hoy de moda) y darle a cada estudiante en EE.UU. derecho a estudiar en la Universidad. Grandes y hartas cosas se pueden hacer con una cifra tan abultada que no caben los ceros en una hoja de cuaderno. Para darse cuanta del despilfarro, en un solo día EE.UU. gasta 500 millones de dólares en esta búsqueda de la “Paz”.

Hace años atrás existía la creencia de que para activar una economía maltrecha lo mejor era inventarse una Guerra, para dar un empujón a la Industria, crear fuentes de trabajo, unir a los ciudadanos en torno a un ideal común bajo la misma bandera, para de ese modo desviar la atención de la gente.

Esta visión de guerra generadora de riquezas hoy esta acabada, Galtieri y su fracaso en Las Malvinas con el posterior encarcelamiento del dictador argentino es una muestra del arma de doble filo que puede ser tratar de evitar que se evalúen comportamientos gubernamentales poco éticos desinformando a la opinión pública con pildoritas nacionalistas. Echar la culpa a los etarras en el atentado de Atocha es otro ejemplo de cómo puede costar caro desestimar la inteligencia de la gente, sino pregúntenle a Aznar.

Nadie, hoy, critica el comportamiento errado de Bush el 11-9, nadie critica la famosa persecución en Afganistán de Osama sin ningún resultado. Nadie plantea el robo de los barriles de petróleo que realizan todos los días empresas del señor Bush, nadie lo plantea por que a nadie le preocupa, por el momento.

El giro de la economía mundial hacia el Este, con China como protagonista es un proceso histórico que se estudiara en algunos años más. Así como se estudia, hoy, la perdida de la hegemonía europea en manos de EE.UU. Producto de una confrontación “generadora de riquezas” como fue la Segunda Guerra Mundial, en 1945.  Estados Unidos tomó el control de la economía mundial para medio siglo después perderlo por un inepto en su presidencia. Quizás esto es lo bonito de la democracia, todos los pueblos tienen el derecho de elegir a sus gobernantes para que sean estos los que los lleven a la Gloria o al Fracaso, es buena esta alternancia en los ejes del poder en un prisma Universal.

Este costo final, para una nación como Estados Unidos, no puede ser medido en dólares o muertes. Debe ser medido en el costo implícito que debe acarrear cada ciudadano estadounidense para pagar los excesos de la administración Bush. Costos que serán evaluados, en definitiva, en el grado de riqueza perdido o el grado de pobreza adquirido por cada persona.

Es bueno revisar este artículo, escrito en Agosto de 2007:

https://gonzalofontanes.wordpress.com/2007/08/06/biodiesel-versus-alimentos/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s