La Basura Política en Aeropuertos

prosteta_cola_avion.jpg

“Los científicos dicen que tenemos cien meses para reducir las emisiones de dióxido de carbono, así que estamos aquí para dejar claro y decirle a Gordon Brown que su nueva pista no debe y no será construida”, fueron las palabras de  Anna Jones,  una de los miembros de Greenpeace que traspasó todas las medidas de seguridad del aeropuerto londinense de Heathrow, el día de hoy 25 febrero,  logrando colocar una pancarta en la cola de un boeing 777 de la British Airways, pancarta en la cual se leía: “Emergencia climática – No a una Tercera Pista”.

La primera lectura del hecho es el logro de la gente de Greenpeace, una campaña de marketing exitosamente realizada, hasta en el más modesto pasquín de Kosovo se leyó la noticia. Mucha gente conocerá con esta acción los problemas del efecto invernadero en la Tierra y el poco tiempo que resta para tratar de solucionar las cosas; poco tiempo pensando de una forma esperanzadora, para algunos ya no queda nada más que hacer.

La segunda lectura y la más importante es entender que la misma gente que nos habla de seguridad en los aeropuertos es la que nos habla de seguridad en nuestro medio ambiente. El mismo gobierno británico que nos dice que no importa seguir produciendo más aviones, que no importa seguir incrementando el número de despegues y aterrizajes en Londres es el mismo gobierno que de una manera docta, responsable, erudita y profesional sostiene que Heathrow brinda toda la confianza a sus usuarios. Por algo esta en suelo británico, en suelo inglés, en suelo londinense, en tierra de su Majestad; en la tierra del MI5, del MI6, Scotland Yard y todos los servicios de inteligencia británicos que unidos nos protegen del Mal.

Lamentable cuando vemos que miembros de una organización sin mucho entrenamiento terrorista, sin mucha experiencia en guerra de guerrillas burla todo el aparataje de seguridad de un país del primer mundo metiendo un Gol de proporciones insospechadas. La solución será despedir un par de funcionarios menores y, en conferencia de prensa, hablar las nuevas directrices en seguridad del aeropuerto.  Estrechón de manos y a otra cosa.

Si algún miembro de Al Qaeda hubiera participado en la acción qué resultado estarían lamentando ahora? Estarían echándole la culpa a cuanto hombre árabe exista en la Isla, estarían matando a cualquier hombre de tez oscura que tenga aspecto sospechoso, estarían en definitiva excusándose y desinformando  la opinión pública del tema central de la discusión: La ineptitud de la gente en las esferas de poder para gobernar de una forma ética, segura y responsable.

Al actuar de esta forma desinformativa, ocultando los hechos o justificándolos,  solo resta preguntarse que tan cierto puede ser la despreocupación por la emisión de gases de aviones al aterrizar y despegar. Entre 1990 y 2005, las emisiones de gases en la UE originadas por el transporte aéreo han aumentado un 73% es decir un 4,3% al año. Cada pasajero de la UE, que va sentado en un avión, arroja 100 kilos de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera, según datos de la Agencia Europea del Medio Ambiente.

Por lo que se ve no bastan las buenas intenciones del primer ministro británico y sus subalternos, es hora de entender que la solución no pasa por echar culpas o esconder cosas, la solución pasa por entender que llegó la hora en que ciudadanos del Mundo tengan el derecho a vivir bajo un Cielo limpio, dejando de respirar basura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s