Colombia sin Oir, Ver o Disentir.

sin_censura_no_evil.jpg

Un país en el que cuesta establecer una tendencia política, un país en el que cuesta establecer la diferencia entre el bien y el mal, un país en el que no cuesta perder la vida por pensar de forma contraria a la persona que se tenga al frente, es un país formado por naipes. Naipes que se alzan hasta las nubes, cual castillos, pero que finalmente se desploman; no por el soplido de algún lobo feroz de Disney, sino por una mínima brisa proveniente de cualquier parte. 

Hay algo raro en Colombia, un partido político liberal que se considera de derecha y un partido político conservador que no se sabe muy bien para donde va. Ambos tratando de desmarcarse de tendencias izquierdistas por considerarlas terroristas. Pero nadie se ha puesto a pensar que mas que terroristas de izquierda lo que tienen incrustado en el centro de la Nación son una manga de delincuentes ávidos de poder y dinero. Estos grupos terroristas, primos de grupos de narcotraficantes, usan y abusan del término guerrillas de izquierda para tratar de justificar atrocidades, robos, asesinatos o secuestros; para sólo, al final, llenar sus arcas de oro para seguir perpetuando un estado de Terror dentro de sus propias filas y dentro de la Nación. 

Hay un ligero hilo que separa el bien y el mal en procesos de guerras civiles, EE.UU. vivió una guerra de secesión a finales del siglo XIX, donde una parte del país decidió que la otra mitad debía ser gobernada de acuerdo a los principios morales del primero. En nombre de la abolición de la esclavitud se despojó a miles de personas de sus tierras, su patrimonio y sus raíces y  se les arrojo al total desamparo, en nombre de la libertad algunos se enriquecieron a costa de otros. Pero nadie se acuerda que hasta casi finales del siglo XX la gente negra, en el país de la libertad, no se podía sentar al lado de la gente blanca o utilizar el mismo baño público o siquiera osar a ir a la misma escuela. Qué se gano en la guerra civil entonces? Nada, que no fuera un intercambio de poder político y económico. Tanta barbarie y atrocidad no sirvió para nada, como para nada ha servido llevar la democracia y la libertad a Irak, nada que no sea el enriquecimiento del señor Bush y alguno de sus amigos cercanos. 

La palabra Guerrilla es una palabra que sintetiza el ideal humano por la libertad, es una palabra que unió mucha gente noble tratando de zafarse yugos opresores. De guerrilleros fueron tildados los americanos que lucharon por la independencia de sus naciones. Guerrilleros como Bolívar, San Martín, Sucre o Miranda ayudaron a ser lo que somos. Guerrilleros fueron los maquis que pelearon contra Franco en la guerra civil española y contra las tropas nazis en Francia. Los hombres y mujeres que matan y secuestran en Colombia no son dignos de llevar ese nombre, son bandoleros, asesinos o rufianes, nada mas que eso.

Talvez la solución en Colombia, mas que pedir cabezas o protestar con pañuelos blancos, es darse cuenta, de una vez por todas, que como Sociedad se falló.

Darse cuenta que hay que dar un giro de timón a otro lado, un lado donde se digan las cosas por su nombre y donde se respete la opinión divergente del antagonista.

Un país, y sus ciudadanos, necesitan darse cuenta que tan terrible como secuestrar mujeres políticas y mantenerlas por algunos años en la selva es el mantener, a perpetuidad, niñas en las calles mendigando por un trozo de pan o teniendo que venderse al mejor postor para obtenerlo. Un país tiene que percatarse de la crueldad extrema que significa mandar niños a matar gente por unos pesos, con el argumento de mejor vivir unos días como rey a vivir una vida como pordiosero estos niños se encomiendan a la Virgen y se hacen sicarios, matando a cualquiera que se interponga en el camino de los jefes mafiosos.

Dónde están las voces exigiendo justicia por este trato? Detrás de sus cómodas casas lo mas probable, resguardadas por guardias de seguridad armados hasta los dientes, tratando de mantener un sistema de Sociedad obsoleto y terminal. 

En el momento de visualizar un atisbo de solución finaliza el bipartidismo en Colombia. Bipartidismo que lo único que ha logrado es mantener una clase política corrupta que cambia de personajes de cuando en cuando, alternándose la Teta para chupar de las arcas del Estado. Bipartidismo que es el padre de los delincuentes que matan y secuestran en nombre de libertades por venir. Bipartidismo que vendió su alma a los señores de la droga para financiar campañas políticas, los mismos señores que financian a los grupos llamados terroristas.

Todos juntos en un mismo Ecosistema de mentiras, engaños, sangre y sufrimiento. Todos bailando la misma y triste canción, con el mismo estribillo fastidioso: “Por la paz y la libertad”.

Para girar el rumbo, faltan ganas, cojones o actitud?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s