La Crisis de los Fondos de Inversión y El Deutsche Bank

deutsche-bank.jpg

Los temores por el elevado déficit por cuenta corriente de EE.UU: 13.6 Billones de dólares (Un Billon = Un Millón de Millones) o lo que es lo mismo, $ 119.000 dólares por cada hogar estadounidense, y la creciente deuda externa generada “son exagerados y no son ningún motivo de preocupación”, según análisis del Deutsche Bank,  que cree que este déficit muestra, más que la debilidad, la fortaleza de la economía norteamericana. God Save America. 

El motivo de preocupación es precisamente que este banco intente ignorar la deuda de EE.UU. El Deutsche Bank, es actualmente el mayor banco de Alemania y uno de los mayores bancos de inversión del mundo, con aproximadamente 82.000 empleados, y con más de 12 millones de clientes en 75 países. Su sede central está en las Torres Gemelas de Frankfurt.

Poco se habla de la caída en mas del 30% de los activos del fondo de inversión DWS ABS del Deutsche Bank, desde el pasado 31 de julio, debido a la incertidumbre de los mercados financieros respecto a la crisis de las hipotecas de alto riesgo en EEUU.  Se pierde objetividad cuando uno trata de calmar acreedores tratando de salvarse de ser arrastrado por el propio temor.

Admirable la visión teutónica de actores morosos y sus posibilidades de pagar. Los alemanes tienen una tradición de ayuda humanitaria y fomentar la cultura en el tercer mundo, por lo que este comentario no debería extrañarnos si no fuera hecho por un Banco. La premisa de un banco es prestar dinero a quien demuestre no necesitarlo y estar dispuesto a rematar los bienes para recuperar la inversión ante cualquier atisbo de bancarrota.  

EE.UU otorga calificaciones de la deuda externa a todos los países, para que los inversionistas  tengan claro donde dejan sus dineros. Una baja nota crea incertidumbre entre inversores que no ven con buenos ojos las deudas externas de países tercermundistas. Deudas externas de 38 mil millones de dólares, de Chile, suena como un país al borde del abismo económico, para que decir los 120 mil millones de dólares que debe Argentina. La deuda externa es la suma de las obligaciones que tiene un país con respecto de otros, que se componen de deuda pública (la contraída por el estado) y deuda privada o del sector privado, que es aquella que contraen los particulares en el exterior. El no pago de estas obligaciones supone un serio problema para el desarrollo económico de un país, e incluso para su autonomía. Las mismas penas del infierno que contraemos cualquiera de nosotros al no pagar las tarjetas o los créditos contraídos.

Por eso, suena raro que un país con la mayor deuda externa del mundo (la sumatoria de esta es casi igual a la suma de todo el resto del mundo), sea quién juzgue quien es bueno para pagar y quien no. Quien merece más crédito y quien debe quedar fuera del sistema. Prevalece entonces, más que una política económica mundial, un tipo de cohesión política; los beneficiados del sistema serán aquellos alineados con los términos de Estados Unidos. Esta verdadera ideología de la idiotización global, es comprensible en países tercermundistas con jefes de estado corruptos, que están para defender sus propios intereses y los de sus familiares. Preocupa que el Deutsche Bank avale tanta tontería. Los inversionistas ven en EE.UU. un país para invertir, lo bajo de la rentabilidad se contrarresta con lo seguro de la inversión. Claro que últimamente, estos inversores comienzan a preocuparse por el riesgo que supone que sea el mismo Estados Unidos quién se califica.

Los tiempos de tormenta que se avecinan, no son para esconder la cabeza en el agujero de la autocalificación y la autocomplacencia. China se esta colocando nervioso, y cuando un país con tradición de paciencia china pierde la calma da para vaticinar caídas del dólar en el horizonte, los chinos han comprado $ 250 mil millones de dólares en bonos del tesoro estadounidense como parte de una estrategia para impulsar sus exportaciones, manteniendo su divisa barata con relación al dólar.  Pero si pensamos que desde comienzos del milenio el dólar a caído en un 68% con respecto al Euro es difícil pensar que un país pueda seguir insistiendo en tener una moneda quebrada como divisa. Al insistir en estas políticas equivocadas, se favorece la postura de demagogos internacionales, que se apresuran a vaticinar eclipses: “Este es el fin del Imperio” profetizaron ayer, 19-11-07, el presidente iraní Mahmud Ahmadinejad y su homólogo venezolano Hugo Chávez.  “Dentro de poco ya no se va a hablar de dólar, esta cayendo y con el caerá, gracias a Dios, el imperialismo de EE.UU.”    

EE.UU. tiene incrustado en su corazón esta bomba de tiempo con fecha y hora para ser detonada, en este ataque terrorista no podrán salir a buscar culpables en países árabes o latinoamericanos, con falsas excusas y justificaciones. Los culpables yacen bajo su propio techo, al interior de la nación, un techo en una casa blanca, por si alguien quiere ir por él.

Anuncios

Un comentario en “La Crisis de los Fondos de Inversión y El Deutsche Bank”

  1. Pingback: crisis economica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s