Uniforme Escolar Obligatorio

200157238-001.jpg

Bajo el gobierno de Eduardo Frei Montalva se le dio un carácter de decreto ley a la obligatoriedad del uso de uniforme en los estudiantes de primaria y secundaria chilenos. En un principio la idea parecía buena, había que tratar de democratizar una sociedad con niños descalzos deambulando en las heladas salas de clases. Dar un estímulo para lograr la asistencia a clases, es sin duda, un gran golpe de marketing en la época. El premio ofrecido era dar la posibilidad, a estos niños pobres, de calzar zapatos con olor a nuevo y colgarse al cuello una corbata sobre una camisa de un blanco puro. Con los ojos llenos de lágrimas estos niños agradecieron al señor presidente tal gesto y nuestras vidas continuaron hasta hoy en la misma búsqueda de igualdad y respeto a los derechos (civiles, humanos, animales, etc.) que caracterizan al pueblo chileno en todo el Orbe.

Al terminar el proceso de la escuela, de ese niño sesentero, le impusieron un traje mas de moda, uno camuflado de color verde, con sombrerito y mochila a la espalda, encerrándolo un par de años haciendo el servicio militar. Al salir este joven del servicio empieza a buscar trabajo, luego de haber vestido su uniforme escolar por 14 años y el uniforme militar por 2 esta listo para volver a usar el pantalón gris, la camisa blanca y la corbatita otros 40 años hasta que jubile y pueda por fin vestirse como quiera, siempre y cuando no termine en un hospital debiendo usar esas sabanas abiertas de arriba hasta abajo en la parte de atrás  dejando su culo al aire. Quizás como un lamento final y una protesta del cuerpo ante tanta arbitrariedad.

En la sociedad moderna de consumo, las familias de clase alta están obligadas a mantener su status pagando dividendos de casas en sectores cada día mas altos (en la punta del Cerro), con cuotas de automóviles que deben ser cambiados cada dos años (exigencias de los vecinos, o quedan atrás), con mensualidades en los colegios particulares cada día mas infladas (10 mil dólares al año de promedio por crío) a estos pobres seres les queda muy poco para vestirse bien, son esclavizados sutilmente, tan sutil que la mayoría ni se da cuenta. Por el contrario en las clases bajas vemos la incapacidad de llegar a vivir en casas propias, la incapacidad de poder costearse un automóvil del año, así como la imposibilidad de poder estudiar en colegios “bien”. Todo esto hace que la juventud, de mas abajo, se de gustos en otras materias, tales como el vestirse como ellos piensan que visten los ricos, zapatillas de 120 dólares, chaquetas de 300 y jeans igual de caros ponen en carrera a estos niños.
La primera premisa de el decreto ley queda obsoleto, las clases bajas visten mejor que las altas, por tanto no puede haber discriminación hacia el sector económico mas bajo. Si lo habría, siguiendo la misma hipótesis, hacía el sector más alto ya que los pobres tendrían mejor presencia. Esto ningún gobierno de la republica lo puede aceptar, el fin de los mismos será siempre proteger los intereses de los que tienen mas. Por tanto seguimos con el cuentito del uniforme democrático, total un alumno del Craig House o del Grange siempre se diferenciará de un niño de escasos recursos por un pequeño detalle olvidado ingenuamente por la autoridad: el color de su corbata. Nada más elitista en esta picardía excluyente. No olvidemos que los uniformes de los Chinos en la era de Mao eran todos azules con pañuelos rojos en el cuello, todos igual esa es la idea original de la dictadura China, mal copiada por nuestra república, que deja la ambigüedad al final del decreto ley, que se puede leer a continuación:
Lo dispuesto en los artículos 1°, inciso 4°, 32 N° 8 y 35 de la Constitución Política de la República de Chile, Ley N°16.744 del año 1968, Decretos Supremos N°s 313 del año 1973, 161 del año 1979, 233 de 1983 y 894 del año 1995 de Educación, Ley N° 18.956, del año 1990, y Resolución Nº 520 de 1996 de la Contraloría General de la República.


DECRETO:
ARTICULO 1°: Los directores de los establecimientos educacionales de enseñanza básica y media, humanístico- científico y técnico- profesional, que cuenten con reconocimiento oficial, podrán, con acuerdo del respectivo Centro de Padres y Apoderados, Consejo de Profesores y previa consulta al Centro de Alumnos, cuando proceda, establecer el uso obligatorio de uniforme escolar.
En caso que se apruebe el uso obligatorio del uniforme escolar, éste será de preferencia:
EN EL CASO DE LAS ALUMNAS:
• Jumper de color azul,
• Blusa camisera blanca de manga corta o larga,
• Zapatos negros,
• Calcetines azules,
• Parka , abrigo, o chaleco azul,
• Pantalón azul de corte recto, si las condiciones climáticas lo hacen aconsejable.
EN EL CASO DE LOS ALUMNOS:
• Vestón de color azul piedra,
• Pantalón de color gris, zapatos negros
• Camisa de color blanco o celeste,
• Corbata, y
• Parka, abrigo o chaleco azul.


Con el acuerdo del Centro de Padres y Apoderados, Consejo de Profesores, y previa consulta al Centro de Alumnos, en los casos que proceda, el Director del establecimiento podrá establecer el uso obligatorio de un uniforme escolar distinto al indicado precedentemente, procurando siempre que éste sea económico y no costoso.

Sorprende que nuestros legisladores se tomen todo el tiempo del mundo, en comisiones asesoras inútiles, enfrascadas en discusiones Bizantinas, para finalmente dictar decretos que son borrados de un plumazo en su párrafo final. En definitiva esto es un reflejo de nuestra sociedad ambigua, hipócrita, temerosa de llamar las cosas por su nombre y sin la voluntad de cambiar el trasfondo de las cosas, dejando todo en el mismo status quo.

Como nota aparte en este sistema educativo chileno es bueno recordar que el analfabetismo a finales de los años 60 rondaba el 30% de la población, hoy la cifra disminuyó, pero si se exigiera el uso de acentos, ortografía con sus reglas y no solo ser capaz de leer y escribir el propio nombre, no me cabe duda que la cifra rondaría el 30% inicial.

Anuncios

5 comentarios en “Uniforme Escolar Obligatorio”

  1. Me pregunto ¿que pasa con el caso de la niña musulmana que el colegio le canceló la matricula por vestirse según su tradición?

    el uniforme según este articulo, es el colegio quien decide si es o no obligatorio.

    si fuera asi, soy partidario que la niña debe acatar el uniforme

  2. Estoy en desacuerdo. Una familia pobre sòlo gasta una vez en un uniforme y queda lista para el año. Plantear que algunos gastan muchos en zapatillas y justificarse en eso para decir que los “pobres niños ricos” sufren, ya que “las clases bajas visten mejor que las altas, por tanto no puede haber discriminación hacia el sector económico mas bajo” es sencillamente absurdo e incluso divertido. Es preferible que siga el uniforme aunque los niños bien sufran…

    1. para mi esto es justo porque hay personas de verdad pobres que no tienes los recursos nesesarios por que pongase en el lugar de la persona que gana el sueldo minimo ( en el caso de chile, $120.000) y un uniforme completo custa $150.000 en el caso de mi colegio, creo que todos deberiamos ponernos en el lugar de esas pobres personas y por una vez ponernos en sus zapatos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s